ANÍBAL RUIZ SE DESPIDE A LO GRANDE EN SU ALCÁZAR DEL ALMA.

Sin lugar a dudas, el hecho más relevante en lo taurino de este fin de semana lo protagoniza un torero honrado de los pies a la cabeza, Aníbal Ruiz, se encierra y se corta la coleta rodeado de amigos y compañeros de profesión en su Alcázar natal, lo de menos será lo artístico, las orejas y el estar mejor ó peor artísticamente, lo importantes es cerrar una carrera llena de altibajos, de triunfos, de sin sabores, de dolor por las cornadas y de saberse torero, paseó su nombre y se acarteló en todas las plazas de la provincia, siempre con la honradez como bandera, otra cosa fueron las espadas ó los malos momentos, hubo muchos y buenos.

Desde estas modestias líneas de una pluma que siempre respetó al torero y se le trató correctamente en lo artístico, se le puso bien cuando lo estuvo y se le dio cuando no lo hizo, pero siempre primó el respeto por el matador porque hizo gala de su bondad y su saber estar siempre y en cada lugar donde alternó con figuras ó menos figuras, nunca se dejó ganar la batalla, peleó lo indecible y a la vez disfrutó como ninguno. Cuando hace casi una semana recibí un brindis por su parte a un toro del Valdefresno en mi Bolaños del alma, por el cual le estaré eternamente agradecido, ya no por pasar a los anales del anecdotario taurino de mi pueblo ni en lo personal, tan solo por saber que existe una persona con memoria y no pasajera, siempre desde mi humilde pluma se trató a Aníbal Ruiz como torero y amigo, habrá pocos que puedan tener el archivo completo de sus trajes inmortalizados en vivo y en directo, algún día no sé cuándo los mostrare, son muchas las tardes y muchísimas las fotos gracias. Aníbal y que Dios te premie mañana y en tu futuro, un abrazo.

Entradas relacionadas

Deja un comentario