No esperábamos más, ya había quedado demostrado que la capacidad taurina del reincidente Viezcas no le da para cuando menos tener un plan que esté de acuerdo a la plaza y al público poblano. Tres cartelitos de relumbrón sin pies ni cabeza anuncia, que analizarlos es perder el tiempo, seguramente sin pensar en el bienestar de la fiesta, en particular la poblana. La verdad es que no se esperaba nada más de este señor.

Lo que da grima es que este cuate se llena la boca anunciando el final de El Relicario, ¿a nombre de quien dicta sentencia a la única plaza de toros que ha tenido Puebla en los últimos treinta años?

Leer más

Que se está haciendo tan mal que cada vez va menos gente a las plazas?, no lo digo yo, lo dicen los fajos de boletos que se quedan en manos de los empresarios de todo el país sin un aficionado que los busque para entrar a ver torear.

Eso sí, con muchos kilos que al carnicero harán feliz, jóvenes toros que con dificultad los cargan y ni casta para impulsarlos, se presentan en la México y las demás plazas del país. Engordados que llegan al caballo sin aliento ni bravura, estando la suerte de varas a punto de extinción.

Leer más

Tres eventos que se puede decir cumplidores y nada más, fue lo que armaron en los días de la feria poblana el ganadero Viezcas y su equipo, gestionando por esta vez como empresa en El Relicario.

Se presentaron tres carteles con nombres de toreros de primera a quienes les echaron toros de tercera, no compares Xajay con San José por ejemplo. Retrasos injustificables, orejas de pipiripao y otros asegunes criticables que forman una lista y poca gente en el tendido es el sumario.

Leer más

Hace 38 años se demolió el Toreo de Puebla. 38 años de vida tuvo 1936-1974.

En el tiempo que no hubo plaza en Puebla los hermanos Huerta Ortega: José María Arturo y Juan no dijeron esta boca es mía. No dijeron nada entonces.

La fiesta quedó a cargo de las plazas portátiles de Raúl Coca (Qepd), ese sí hizo por la fiesta en Puebla. Y en la feria de mayo la afición poblana sufría la presencia de empresarios golondrinos de aquí y de allá.

14 años después, el 19 de noviembre de 1988 José Ángel López Lima construyó en Puebla la plaza de toros El Relicario.

Leer más

El sainete es una pieza dramática jocosa, dice la Real Academia. Si de ahí no pasara el caso Arroyo podría hasta darnos risa, lo malo en este asunto es que el sainetito armado por el junior Pepe Arroyo y el lidercillo Fernando García, nunca ha sido jocoso y se está encaminando al drama. Cuando lo inteligente en momentos difíciles que afectan a un grupo o comunidad sería unirse, para que la sinergia que se genera produzca un efecto que es superior, ahora nuestra comunidad taurina está en riesgo inminente de una nueva fractura.

Leer más

Fernando García Araujo y José Arroyo Loyo. No se puede saber que estarán pensando este par de elementos de la fiesta brava mexicana. Las intenciones de uno u otro no quedan claras al aficionado de a pié. ¿Que están peleando?, ¿que esperan ganar dañando a la fiesta como lo están haciendo?
¿A cambio de qué tan importante, dinero, soberbia, están rompiendo una inercia benefactora de 20 años consecutivos, que apuntalaba el renglón más importante de la fiesta, el semillero, la cantera, los novilleros? ¿Porqué José y Fernando?, ¿qué esperan ganar a cambio de que los muchachos que ya están en el calentadero se enfríen y algunos, tal vez entre ellos el bueno, desistan sin esperanza de cumplir su aspiración de ser torero, con esta puerta casi la única dece

Leer más