La decisión de Manuela Carmena de retirar la subvención a la escuela taurina de la capital es una travesura malaje

Hasta las personas supuestamente inteligentes hacen chiquilladas inexplicables. La decisión del equipo municipal madrileño, dirigido por Manuela Carmena, de retirar la subvención de 60.000 euros a la Escuela Taurina de la capital es una travesura malaje, amén de un bajonazo a un grupo de chavales que no pretende más que ser personas, y, si es posible, figuras del toreo.

Leer más