Con la acostumbrada buena entrada en la placita del restaurante “Arroyo”, se lidiaron cuatro bien presentados novillos de “El Batan”, propiedad del matador Gabino Aguilar. El francés, Camille Juan ovación. El tlaxcalteca Jaime Ruiz, oreja. El colombiano Juan Solanilla dio dos vueltas al ruedo al no lograr el apéndice de su enemigo. Antonio Romero, de Zacatecas, ovación. Los pupilos del ex matador tlaxcalteca se dejaron meter mano.

Entradas relacionadas

Deja un comentario