Hace unos momentos, el tercer toro de la tarde, de nombre “Jefazo” de Santa Barbara, le pegó una cornada en la pantorrilla a Mario Aguilar. Terminó de lidiar y mató al toro, al cual le “arrancó” una oreja con la que dió la vuelta al ruedo, pasando a la enfermería a ser revisado. La cornada no es grave.

Entradas relacionadas

Deja un comentario