AGRADABLE SORPRESA fue marcar al Sanatorio San José de Zacatecas y, después de que nos enlazaran a la habitación de Héctor Rojas, sorprendernos que fuera él mismo quien tomaba la llamada. Su voz la noté tranquila, pausada y muy clara, señal inequívoca de que su mejoría va a la alza. “En esos momentos”, me dijo, me están pasando sangre”.

EXCELENTE ES escucharle de que existe una gran probabilidad de que el sábado venidero lo den ya de alta, seguramente quedará en esa ciudad por varios días puesto que las curaciones y revisiones lógicas lo dictan así, pero sin duda alguna “El Willi” le debe mucho a la Providencia y a los médicos de plaza encabezados por Raúl Cabral… Enhorabuena para todos ellos que después de la terrible cornada sufrida el pasado día 7 en el coso de esa ciudad, escucharán de parte de aficionados y toreros que cumplieron satisfactoria y plenamente con su cometido… Nos Vemos.

Entradas relacionadas

Deja un comentario