Sergio Martín del CampoCronista Taurino
Sergio Martín del Campo
Cronista Taurino

Personas de calidad humana abundan en el Atlas de la tauromaquia. El afecto, el respeto, la solidaridad y la empatía para con los semejantes deberían ser valores centrales en toda la humanidad.

Roberto Galán, una vez en Madrid, su natal urbe, soñó con la gloria internacional del toreo, y en estado de aventura se dio a navegar hasta llegar a nuestra patria. Aguascalientes escogió como punto de partida y ha vivido en ella hasta la fecha de firmar las cuartillas presentes. De ello se han cumplido un par de décadas. Y se hizo de un nombre, primero como novillero triunfador y posteriormente como matador de reses de casta.

El toro respeta talentos, facultades, carácter, denuedo y natas condiciones para la lidia, sin embargo, la tauromafia mexicana las desprecia las más de las veces.

Por múltiples inconveniencias, Roberto, triunfador en tardes severas como Madrid y la Perla de Occidente, fue paulatinamente acrecentando la lista extensa de los diestros marginados. No obstante, su ilusión jamás decayó y continuó luchando, fuera de los redondeles, por hacerse vivir en la capital de las termales aguas.

Su nombre se colgó de uno de los carteles que dieron forma a la pasada Feria Nacional de San Marcos; empero pronto nos enteramos de que no actuaría el buen espada a causa de su decadente salud. A pocos días se formó mejor la noticia y se esfumó la duda. Roberto Galán estaba enfrentando al más difícil burel de cuantos haya dado rostro en su carrera: el cáncer, bicorne extraño que muchas veces no se quebranta ni con el más severo doblón.

José Ramón Ávila Rivera, compañero cronista taurino, procede de buena familia; buen padre y buena madre. Gente del toro hasta la última y más pequeña célula y personas trabajadoras y productivas. Hoy “Yiyo”, como se le conoce en el ambiente taurómaco, ha mostrado su sensibilidad y perfil de hombre con alma. Con el concepto que tiene de la humanidad, se dio a organizar un festival en beneficio del matador que pasa por un episodio por demás crítico.

Este martes recién pasado, en el Cortijo Sevilla, propiedad de Manolo Ayala, se descubrió oficialmente el cartel de lo que será un festival de mucho corazón. Los portones del Cortijo Las Fuentes, propiedad del matador Arturo Prado, se abrirán el domingo 17 del próximo mes y en su entraña se ofrecerá, a la una de la tarde, una subasta de varios objetos taurinos que gente generosa ha donado; luego, sonando las cuatro de la tarde, partirán plaza César Delgadillo, el propio Arturo Prado, Luis Ignacio Escobedo, Luis Miguel Cuellar, Javier Castro, Jorge Didier y el novillero ecuatoriano Rodrigo Villegas, quienes despacharán ejemplares de diversas dehesas de la región.

Todos los involucrados en la parte organizativa del festejo han cooperado desinteresadamente para que lo que se recaude, así de la subasta como de las entradas al festival, sea llevado íntegramente al beneficio de Roberto Galán y su familia.

Entradas relacionadas