HUMBERTO MORO TREVIÑO DEJÓ HOY ESTE MUNDO… SE FUE A LAS TRES Y MEDIA DE LA TARDE.

LA NOTICIA era previsible, la enfermedad que padecía desde hace varios años le acaba de llevar a la tumba pero no por eso deja de dolernos, Humberto Moro Treviño ha muerto por complicaciones respiratorias, independiente al mal que padecía desde hace varios años, el finísimo torero nacido en Linares Nuevo León, con una izquierda privilegiada, tanto así que también se le conocía cómo el torero de “El de la Izquierda de Oro”, desgraciadamente hoy deja este mundo y parte al más allá. Descanse en paz este hombre que vivió en Aguascalientes desde su juventud, ésta fué la tierra que le hizo torero, torero fino, torero con muleta de 24 kilates, torero que durante su vida profesional terminaba el año sumando una cantidad importante de festejos alternando con todas las figuras, torero que nunca rehúyo lidiar ganaderías de las llamadas duras.

DEBUTA DE luces el 8 de enero de 1950 en la plaza San Marcos de Aguascalientes y lo hace al lado de Pablo Covarrubias y Roberto Gómez “El Loco”, con novillos de El Saucillo.

EN 1952 viaja a España y debuta en Sevilla el 12 de junio en el Corpus, corrida de la Prensa, junto a Luis Miguel y “Parrita”, Dominguín corta dos orejas a uno de Félix Moreno, don Humberto es fuertemente ovacionado. Actúa en otras plazas de primera cómo Barcelona pero no va a Madrid.

24 de julio de 1960 con toros de Ibarra, torea en Xico, Veracruz, mano a mano con Rafael Rodríguez, ahí sufre pavorosa cornada donde literalmente le es arrancado el escroto. Dolorosísima cornada que sin embargo, suele suceder, más pareció una poda, don Humberto regresó a los ruedos con el mismo ahínco y afición manteniendo su estatus y el alto nivel jerárquico anterior.

FUE DON Humberto un hombre sencillo, a todos trataba por igual, hoy se ha reunido con sus íntimos amigos, el ex novillero y actor David Reinoso, Humberto Vega, quien fue la persona que para él trató el rancho de Vaquerías, donde llegó a tener un corto hato de reses bravas para posteriormente cambiarlo por toros de abasto, Eulalio González “El Piporro”, su compañero cuando incursionó en el cine, concretamente en la cinta cómico-taurina “Torero por Un Día”.

HOY, DESDE éste espacio enviamos nuestras condolencias a sus hijos Humbert y Paloma, al igual que a su viuda la señora Irma.

MAÑANA MIERCOLES será la misa de cuerpo presente, hora e iglesia por confirmar aunque se dice se celebrará en la capilla de las mismas instalaciones, estará siendo velado en la Funeraria Hernández, de la calle General Barragán, a donde llegará el cuerpo dentro de unos minutos.

SEGÚN ES nuestra “despedida” en estos casos no nos queda más que despedirnos del torero con un… Nos Vemos.

Entradas relacionadas

Deja un comentario