ESE NIÑO que solicitó a sus padres lo llevaran a entrenar a la plaza San Marcos cuando apenas cursaba el ecuador de la instrucción escolar de la primaria, siempre mostró carácter y férrea decisión, sabía perfectamente lo que deseaba, lo que quería ser de grande, quería ser torero, costara lo que costara, fuesen los sacrificios que existieran, él sin imaginarlos, y así fue aprendiendo en el ruedo, y en la vida, nunca cedió y a bocajarro fue conociendo que la vida está llena de trampas, de que el camino para hacerse torero es empedrado y espinoso. Hoy lo esta comprobando de nuevo.

DESDE LUEGO que hablo de Joselito Adame el mismo que ha pasado la mitad de su corta vida fuera de casa para buscar y ganarse un lugar digno dentro del escalafón de la profesión que escogió y, ahora, después de triunfar en Sevilla y en Madrid en el pasado año, le anuncian en la plaza más importante del mundo en carteles que no han gustado a nadie, todos imaginábamos que la empresa madrileña le daría mejor trato y creemos no es así.

PERO NO debemos de olvidar que trepar la cuesta para los extranjeros es muy complicado. Y no solo para los nuestros, el año pasado el español Juan del Álamo cortó cinco apéndices en varias tardes en el coso en cuestión y también batalla para colarse en la alternancia con los que están trepados en lo alto del campanario, los que lidian las dehesas “para las figuras”. Se dice, solo rumores, que el paisano desistirá de aceptar las dos tardes ofrecidas en este largo e importante serial.

JOSELITO NO dice nada, la empresa oficializa los carteles el venidero miércoles y hasta entonces sabremos algo concreto.

EL NO comparecer le puede traer negativas consecuencias, todos imaginamos cuales son. En la actualidad es apoderado por Espectáculos Taurinos de México y ellos tampoco dan información al respecto.

MAL RATO estará pasando el torero que, desde mi punto de vista, esperemos de la cara, puede y tiene con que callar bocas y entonces si exigir el trato que merece, esto seria mostrarle a la empresa y apoderados que quien manda es el que expone la vida sin programarse por medio de compadrazgos.

OTRA DE las cosas que no acabo de entender (¿?) es el que dejen fuera a Fermín Rivera, encajaría mejor que Silveti. Lo que me queda demasiado claro es que voluntad para hacer fuerza por los nuestros no existe, y no la hay para dar espacios a pagar facturas.

YA VEREMOS el miércoles que pasa… ¡Y después también!

… Nos Vemos.

Entradas relacionadas

Deja un comentario