LOS PASODOBLES… LETRA DE ISLAS CANARIAS Y CARLOS ARRUZA.

EN DÍAS pasado me fusilé, y publiqué, de vieja revista la letra de algunos pasodobles, en el mismo agregaba que quien deseara conocer una de ellas solo le bastaría me lo hicieran saber y de inmediato trataría de encontrarla para compartírselas. Mi amigo Rogelio de Pascual, desde León, Guanajuato, me dice que Islas Canarias es uno de sus preferidos y en esto coincidimos. Islas Canarias es composición de del catalán Josep María Tarridas y la letra es del valenciano Joan Picot. Va pues, mí estimado Rogelio la letra prometida, adjunto también lo propio con el dedicado a don Carlos Arruza, del español Rafael Oropesa y letra de don Fernando Sáinz de Aja.

LAS ISLAS Canarias son siete, La Palma, Tenerife, La Gomera, El Hierro, Lanzarote, Fuerte Ventura y Gran Canaria. Esto es lo que les cantaron…

Ay, Canarias
la tierra de mis amores
ramo de flores
que brota de la mar.

Vergel de belleza sin par
son nuestras islas Canarias,
que hacen despierto soñar.

Jardín ideal siempre en flor,
son tus mujeres las rosas,
luz del cielo y del amor.

El corazón de los guanches,
el murmullo de la brisa,
por el amor de una isla
suspiran todos amantes
por el amor de una isla.

Desde la cumbre bravía
hasta el mar que nos abraza.
Desde la cumbre bravía
hasta el mar que nos abraza
No hay tierra como la mía
ni raza como mi raza.
No hay tierra como la mía
ni raza como mi raza.

Siete estrellas brillan en el mar:
Benahoare, Hero y Tamarán,
Tytherogakaet y Achinech,
Maxorata y Gomera también.

¡Ay, mis siete islas Canarias,
con el pico Teide de guardián,
son siete hermosos corazones,
que palpitan al compás!

¡Mis siete islas Canarias!

CARLOS ARRUZA…
Carlos Ruiz Camino era su verdadero nombre, torero de los pies a la cabeza, torero completo, hombre que le peleó las palmas a todos sus alternantes, principalmente a don Manuel Rodríguez Sánchez “Manolete”. Hombre a carta cabal, el simple y enorme detalle de dar por terminada una de sus triunfales campañas españolas, esto para no sobrepasar la cantidad de corridas establecidas años antes por don Juan Belmonte, lo dice todo. Sabemos que al dejar de vestir de luces incursionó cómo rejoneador y en esta faceta también fue una figura. Su pasodoble dice…

Tarde imponente de toros
El sol brilla en la arena
Hay emoción en la plaza
Carlos Arruza torea.

Ya su silueta fina y gallarda
en el paseo,
trae al recuerdo la “emperaora”
del mundo entero.

Así es Sevilla
alegre y brava
es la escuela de Arruza
la sevillana.

Arruza, paso a un maestro
maravilla de toreo,
dominador de las suertes,
un matador de postín
con ansias de novillero.

¡Arruza, torero, torero, torero!

Tu capotillo de encaje
tiene gitana solera,
das al embrujo e un lance
toda la esencia torera.

En las banderillas, Carlos Arruza,
eres el amo;
con la muleta tu arte y dominio
son un milagro
y ese milagro
de torería
es, Arruza, el tesoro
de tu alegría.

Arruza, paso a un maestro,
maravilla del toreo
dominador de las suertes
un matador de postín
con ansias de novillero.

¡Arruza, torero, torero, torero!

Entradas relacionadas

Deja un comentario