FECHA: 23 de mayo de 2015
LUGAR: Plaza de Toros de Las Ventas del Espíritu Santo de MADRID.
ENTRADA: No hay billetes.
RESEÑA: Fermín Bohórquez (silencio y ovación); Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y ovación); y Leonardo Hernández (dos orejas y oreja).
GANADERÍA: Toros de San Pelayo (1, 2, 3, 4 y 5) y El Capea (6).

CABALLOS UTILIZADOS:
Primer toro de la ganadería de San Pelayo, número 9, 589 Kg, de nombre Sardinero: De salida NAPOLEON (2 rejones de castigo); en banderillas BERLIN (3 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas y dos rejones de muerte tras pinchazo).

Segundo toro de la ganadería de San Pelayo, número 13, 554 Kg, de nombre Bayunquero: De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (3 banderillas) e ICARO (1 banderilla); y para el último tercio PIRATA (2 cortas, un par a dos mano y dos rejones de muerte tras cuatro pinchazos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS: BACO.
COMENTARIO: No tuvo suerte Hermoso de Mendoza con los toros que llegaron del campo salmantino, en la que posiblemente haya sido la peor corrida que recordamos del hierro de San Pelayo y desde luego el lote más difícil lidiado por Hermoso en sus veintiséis comparecencias en Madrid.

Faena de maestro y de tirar de experiencia la que tuvo Pablo en su primer toro de San Pelayo, astado que el navarro brindó a la Infanta Elena de Borbón, gran aficionado a los caballos y una gran seguidora de esta especialidad ecuestre taurina. Un astado bonito de hechuras, que no hacia presagiar el complicado juego que dio después. Abortó por completo el tercio de salida, siempre huyendo de NAPOLEON, buscando el refugio de las tablas e ignorando la grupa o bandera que se le mostraba. Solo a base de empeño y de saber andar por la plaza, NAPOEON lo iba sacando de sus querencia y poniéndolo en suerte para dejar dos rejones de castigo con eficacia. Debutó en el coso venteño BERLIN y a pesar de la poca colaboración y de la juventud del caballo, consiguió momentos muy brillantes e incluso fue poco a poco haciendo que la tarde fuese subiendo de tono. Comenzó con dos banderillas muy puras, llegando mucho a donde el toro quería y saliendo de la suerte marcando muy bien los tiempos, pero todavía luchaba con las escapadas del astado a tablas. Sería antes del tercer palo, cuando metió al toro en su cola y lo comenzó a llevar de costado al hilo de las tablas, aguantando los derrotes y las acometidas destempladas del toro, pero haciendo que la emoción llegase al público. Fue subiendo paulatinamente esa alegría en los tendidos, ahora con DALI que mostraba tanto su cola al toro, que n tenía este otra que embestir y salir galopando detrás de ella hasta quedar colocado para la suerte. Dos banderillas muy bien ligadas y rematadas con piruetas en las que todo lo hacia el caballo. PIRATA continuó con esa labor más técnica que vistosa y dejó a Pablo a la distancia justa para que fueran cayendo las cortas, y se desplantase en la suerte del teléfono sobre el testuz del toro, que lanzaba los derrotes arriba para defenderse. Mató al tercer intento y dejó su casillero sin posibilidades de estreno, pero una vez con la impronta de un gran maestro sobre el ruedo.

Si complicado resultó lo de ese toro, que decir del quinto, un marrajo que nunca dio la cara, sino embistiendo a traición, cuando sentía que podía herir y llegar al caballo. Hasta entonces reticente, esperando el momento, agazapado e incluso retirándose de la pelea. No fueron argumentos para amedrentar a Pablo ni a los caballos, que dieron la cara hasta partírsela ante semejante materia prima. Todos desde CHURUMAY insistiendo una y otra vez para que el toro se le viniera, hasta un extraordinario DISPARATE, que puso la plaza en pie en más de una ocasión, que no paró hasta que hizo la hermosina a un toro que le llegaba, pero al que había que arrimarse para sacarle no la embestida, sino los arreones y tornillazos. No importaban los terrenos, había que atacar sin importar las ventajas que se tomaba el toro.

Hoy estuvieron Pablo y DISPARATE dando una lección de valor, y de cojones con mayúscula. Cambió de registro y despedido DISPARATE con una fuerte ovación, ICARO salió a continuar esta batalla que los caballos habían entablado con el toro, una batalla que ahora era frontal, cara a cara, donde el caballo citaba, provocaba… pero el toro esperaba, aguantaba a tener a la presa a tiro para embestir y hacer carne. Aún así ICARO, como antes DISPARATE, salieron victoriosos y la entrega y el valor tuvo el premio de una plaza entregada que veía como PIRATA cerraba con dos banderillas cortas, aguantando los derrotes de Bayunquero e incluso se prestaba a que el jinete colocase un par a dos manos, sin el apoyo de las riendas, en la misma boca de riego, en el centro del ruedo y clavando al estribo. Una faena en las que las dos orejas las tenía Hermoso arrancadas a base de valor y bemoles y que se complicó a la hora de matar porque el toro que no había ayudado nunca a los caballos, ahora se venía como un obús y poniéndose por delante. Dificultad con la que Pablo no contaba y que no le ayudó a encontrar el sitio con el encontrando hueso en varias ocasiones. A pesar de los numerosos pinchazos Hermoso fue obligado a salir a saludar en el tercio la ovación más fuerte y sentida de la tarde.

Entradas relacionadas

Deja un comentario