Sr. Samuel Bonilla
Presidente Ejecutivo de la revista InVitta y
Sr. Pablo H. Posada, Director General.

Casualmente legó a mis manos el Nº 2 del mes de marzo, de su revista en la que se incluyó en las páginas 18 y 19 un artículo de mi autoría, como muy fácilmente puedo comprobarlo, sobre el Culto en Puebla a la Virgen de La Macarena, firmado por un individuo que además de fusilárselo, no tuvo ni el talento ni la capacidad de cambiarle la cabeza o título de “PUEBLA TAURINA”, mismo de un libro sobre la historia taurina en esta ciudad desde su fundación, y que desde hace varias décadas usé en publicaciones nacionales.

Mis amigos y compañeros, auténticos periodistas taurinos, se han indignado al conocer de su publicación, en su dicha revista, pues a buen número de ellos y aficionados locales y a nivel nacional, que cuando publican algo de lo que les envío, dan el correspondiente crédito, se han dispuesto a hacer las demandas correspondientes si es que en siguientes números “se fusilan” lo que ellos escriben, o bien de lo que yo hago.

Como a quienes les envió mis artículos lo hago por vía internet, directamente al usuario de cada cual, suponemos que el citado “periodista”???, es uno de tantos delincuentes de los que constantemente informan en televisión o periódicos, ya que al tal “Mazzantini” (así con minúsculas) no le he hecho ningún envío, ya que desconozco de quién se trata, pues no sólo se fusila escritos, también se escuda cobardemente en un pseudónimo, (de un personaje que estoy seguro ni siquiera sabe de quién se trata).

Como tampoco sabe, de estoy seguro, de la lista que al final de la nota se incluye, quiénes o qué fueron dentro de la fiesta brava en Puebla, esos personajes.

Si como dicen en su directorio, respecto a los anuncios, “se aceptan con criterio ético”… y de los artículos “queda prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio…” creo que también deben prohibir que se publiquen artículos ya publicados por otros medios, incluyendo los electrónicos. Como han usado la palabra ética o ético, creo que también han de usarla en su interior, pues la actitud del señor Mazzantini no tiene nada de ética y sí muy poca, pero muy poca, decencia periodística.

Para mis amigos que reciban ésta por correo electrónico, les pido disculpas por no enviarles algo positivo como en mis anteriores, aunque muy poco hay en nuestro medio en la presente semana y de lo que hay, no vale la pena decirlo.

Bueno a lo mejor lo dice… el que les dije.

Y… ¡Suerte!

Entradas relacionadas

Deja un comentario