Sergio Martín del CampoCronista Taurino

SEIS CORLOMEÑOS EN CAPILLA Y UNA TERCIA ESPERANZADORA EN EL CAMERINO

Si, uno de los mejores carteles, de los catorce que cuelgan anunciando el serial sanmarqueño 2022, es el del jueves 21 en lo que será la segunda corrida de la verbena.

Se trata de seis toros de Corlomé y tres toreros jóvenes, frescos, hambrientos y sin mañas.

Es una excelente oferta sin tener que soportar las imposiciones, caprichos, camandulerías y ventajas de los que figuran (así dice, muy bien dicho, Don Leonardo Páez).

El señor Sergio Lomelí, amo de la dehesa, pregona esta máxima: “La fiesta es brava, no mansa”. Y la valida el comportamiento de su ganado.

Corlomé fue fundada por los señores José Lomelí y Manuel Cortina Rivas. Para dar entidad al nuevo criadero y al concepto alto que de la bravura tuvieron, mercaron vientres y toros padres de La Punta, hierro egregio si los ha habido. Don Sergio conservó, como invaluable herencia, el legado de sus antecesores. 

Corlomé: “La fiesta es brava, no mansa”.

“El Calita” es un hombre con clase y valor, el suficiente como pararse en donde se necesite.

Gerardo Adame tiene oficio, clase, poder y determinación. Estas virtudes las ha derramado en casi todas las funciones en las que se ha apersonado.

José María Hermosillo posee una finura que combina con su valor y torería.

Por ello el cartel se convierte en una alternativa fabulosa para los aficionados. Está en sus nombres –ganadería y alternantes- la fascinante oportunidad de paladear una corrida algo más que interesante: Frescura, originalidad, personalidad, casta y bravura.

Entradas relacionadas