VIEJA ANÉCDOTA… LA HONRADEZ DE CIERTAS EMPRESAS.

Para hacer más atractiva la corrida, se enunciaba en los viejos carteles que los toreros actuantes realizarían en esa fecha algo fuera de lo común. Programaban cierta fecha a Antonio Carmona “El Gordito”, Manuel Hermosilla y José Lara “Chicorro”, la empresario les solicitó divulgaran alguna suerte llamativa a ver, a realizar. Que sirviera de señuelo a la afición y así incrementar las entradas.

— Lara afirmó que daría el salto de la garrocha siempre que lo permitiesen sus astados.

— “El Gordito” argumentó que pondría banderillas en una silla, si alguno de los toros se lo dejasen hacer.

Al llegar el turno a Manuel Hermosilla el empresario le preguntó:
— Y de usted, ¿qué anuncio?

Y el espada, que no confiaba demasiado de la honradez del organizador, respondió:

— Anuncie usted que yo cobraré antes de que empiece la corrida.

Entradas relacionadas

Deja un comentario